https://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/externo-torrepacheco-desktop.jpg

La Guardia Civil investiga a la dueña de un comercio de Torre Pacheco por simular un robo con violencia

Un agente de la Guardia Civil trabajando en la operación 'Sotafa'./Guardia Civil
Un agente de la Guardia Civil trabajando en la operación 'Sotafa'. / Guardia Civil

Se le atribuye la presunta autoría de delito contra la administración de justicia por simulación de delito. La propietaria denunció haber sufrido un atraco por cuatro varones al salir de su establecimiento

LA VERDAD

La Guardia Civil de la Región de Murcia desarrolló la operación 'Sotafa', una investigación dirigida a esclarecer un supuesto robo con violencia e intimidación cometido en un comercio de Torre Pacheco, que se saldó con la investigación de la propietaria del mismo y denunciante, a la que se le instruyeron diligencias como presunta autora de delito de simulación de delito tras haber constatado que el robo nunca ocurrió. Efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana iniciaron la operación para esclarecer un supuesto robo con violencia e intimidación cometido en un comercio de Torre Pacheco.

La propietaria del comercio denunció ante la Guardia Civil haber sido víctima de un atraco cuando se disponía al cierre de su establecimiento. La denunciante relató que cuando iba a salir del establecimiento fue sorprendida por tres varones, vestidos de negro y con pasamontañas, que le obligaron a acceder de nuevo al local y permanecer en el interior mientras los autores forzaban y sustraían la recaudación de las máquinas recreativas, así como gran cantidad de efectivo que portaba la denunciante. Según manifestó la supuesta víctima, tras consumar el hecho delictivo, los supuestos autores huyeron a pie del lugar.

Tras ser alertados de la comisión del delito, los guardias civiles iniciaron la investigación y practicaron una serie de gestiones con la finalidad de esclarecer el hecho delictivo y detener a sus autores. Según iba avanzando la investigación, los agentes detectaron algunas incongruencias en los hechos denunciados por la supuesta víctima. Finalmente y gracias a la grabación de unas cámaras de seguridad, los guardias civiles verificaron que los hechos denunciados por la propietaria del establecimiento nunca habían ocurrido, constatando que se trataba de un hecho delictivo simulado.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil investigó a la denunciante del robo, a la que se le instruyeron diligencias como presunta autora de delito de simulación de delito. La investigada –marroquí, de 38 años y residente en Torre Pacheco–, junto con las diligencias instruidas, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Torre Pacheco (Murcia).

La Guardia Civil informa a los ciudadanos de la responsabilidad penal que implica denunciar hechos delictivos que nunca se cometieron, así como del perjuicio que ocasiona detraer efectivos policiales para investigar falsos delitos que, además, suelen generar gran alarma social entre la población, principalmente, cuando se denuncian robos con violencia cometidos por personas encapuchadas que emplean armas de fuego.

El Código Penal, en su artículo 457, establece que el que, ante algún funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de investigar, simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales, será castigado con la multa de seis a doce meses.