https://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/externo-torrepacheco-desktop.jpg

El programa de familia atiende ya en Torre Pacheco a 130 niños en riesgo de exclusión

Refuerzan el plan municipal que ayuda a los adolescentes a huir de la delincuencia

S. SÁNCHEZ

El Ayuntamiento de Torre Pacheco se ha propuesto dar batalla al desarraigo social y familiar de los menores de edad en el municipio, que en muchos casos acaban en el absentismo escolar, la marginación y la comisión de actividades delictivas. El alcalde, Antonio León, anunció el refuerzo del programa de familia implantado desde hace unos años, «que está dando buenos resultados, pero es necesario optimizar».

De esta forma, la comisión municipal «va a incrementar su red de actuación para intentar que todos los menores afectados por esta problemática o con riesgo de padecerla puedan ser atendidos correctamente», subrayó el primer edil. Por su parte, la concejal de Servicios Sociales destacó que «este programa es esencial para intervenir de forma directa en núcleos familiares con menores en situación de riesgo».

En el curso 2018-2019, a través de esta iniciativa, se atendieron a 60 familias y 130 menores derivados de las unidades de centros sanitarios, la dirección general de Familia y la Fiscalía de Menores. «Las situaciones a las que el programa hace frente son heterogéneas y es fundamental que la intervención se realice de manera holística, en edad temprana o, incluso, con carácter preventivo», afirmó López.

La concejal también destacó las medidas educativas para los hogares, «se intenta proporcionar a las familias habilidades que les permitan adquirir roles definidos, fomentando el aprendizaje, la educación y garantizando un desarrollo integral de la persona en el contexto familiar y social en el que se integra».

Detectar posibles casos

Durante el curso próximo, el Ayuntamiento incrementará los proyectos de sostenibilidad y autosuficiencia, formación de familias y escuelas de parentalidad positiva». Según la edil, «estamos convencidos de que se puede detectar posibles nuevos casos y trabajar para reducir el número de situaciones de riesgo». Para establecer las nuevas estrategias del programa, María José López y los técnicos del área de Servicios Sociales se reunieron con los responsables de la Policía Local.

La coordinación con este cuerpo es «transcendental», puesto que los agentes municipales conocen «los menores que han cometido delitos, además de la dificultad de las familias para hacer frente a este tipo de conflictos y las pautas para reconducir la situación», afirma la edil.