https://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/externo-torrepacheco-desktop.jpg

El presunto asesino fue detenido cuando ya había facturado la maleta

Una vecina muestra una foto del presunto autor del crimen, M. V., y la víctima, María Lourdes Mantilla. /Alfonso Durán / AGM
Una vecina muestra una foto del presunto autor del crimen, M. V., y la víctima, María Lourdes Mantilla. / Alfonso Durán / AGM

María Lourdes Mantilla llevaba tiempo queriendo dejar a M. V. presunto autor del crimen machista de Torre Pacheco, tras una década juntos. La Guardia Civil halló el cadáver desnudo, tumbado sobre la cama y con una flor sobre el pecho

RAÚL HERNÁNDEZ , MARÍA GARCÍA CLEMENTE y PEDRO NAVARRO

Sus compañeras del almacén Agromediterránea se habían extrañado de no verla en su puesto. No era habitual que María Lourdes Mantilla, la mujer presuntamente asesinada por su expareja en Torre Pacheco, faltara al trabajo sin avisar. Por ello, tras varias horas sin dar señales de vida, ellas decidieron avisar este jueves a la Guardia Civil y denunciar su desaparición. Fue la Benemérita quien halló su cadáver, desnudo, tapado hasta la mitad con una sábana y con una rosa sobre el pecho, al parecer varias horas después de su muerte. Uno de los sobrinos de la víctima, que accedió junto a los agentes a la vivienda a través de una ventana, pudo observar que tenía golpes en la cara y en el pecho. «Le pregunté al guardia civil si respiraba y me dijo que no», relata el familiar, incapaz de recordar el momento del hallazgo sin romper a llorar.

El presunto asesino fue arrestado en el aeropuerto de Alicante cuando trataba de huir a Ecuador. Fue gracias a la rapidez de actuación que la detención pudo llevarse a cabo antes de su salida del país, interceptado en la terminal cuando ya había facturado su equipaje.

María Lourdes había llegado a Torre Pacheco hace diez años, casi los mismos que llevaba como pareja con M. V., el presunto autor del crimen machista. Tras una década en el municipio murciano se había integrado en la vida local, sobre todo en la celebración de las fiestas de la Virgen del Rosario, de las que disfrutaba como una pachequera más. La mujer vino desde Ecuador como tantos compatriotas para labrarse un futuro mejor y enviar dinero a su país natal para su familia, especialmente para su hijo, de 20 años, que estudiaba una carrera en la Universidad y que apenas hace un mes falleció atropellado en un accidente de tráfico.

Más

Tanto ella como su pareja, M. V., de 39 años, les gustaba pasar por la cafetería 'La Esencia', justo enfrente de su vivienda. Nelly, camarera del establecimiento, recuerda que el presunto autor solía «ir mucho al bar a desayunar y por las tardes a tomar un litro de cerveza», aunque no considera una persona «agresiva ni violenta». Recuerda cómo el pasado martes estuvieron los dos juntos viendo el partido de Champions League que enfrentó al Liverpool contra el Barcelona, del que M. V. era aficionado, y asegura que no notó «nada raro».

Pero María Lourdes llevaba tiempo queriendo terminar con la relación, algo que el hombre no aceptaba: sus amigas y familiares aseguran que la acosaba, la perseguía y le presionaba para no dejarlo. Sí había sospechado su vecina y compañera de trabajo, quien explica a 'La Verdad' que durante los fines de semana las discusiones entre la pareja eran constantes.

Tras conocerse la noticia del trágico crimen, la consternación de familiares y allegados se hizo patente rápidamente a través de las redes sociales, donde los mensajes de condolencia y repulsa, escritos incluso desde el otro lado del océano, se han ido sucediendo. «Madre mía ahora cuidanos desde el cielo así como lo hacías en la tierra. Aquí nos dejas a tus morochas», lamentaba la que parece ser una de las hijas de la víctima, residente en su Ecuador natal, que también dejó comentarios de dolor y rechazo en el propio perfil del presunto asesino en una de estas redes. «Dios te hará pagar con lágrimas de sangre por lo que has hecho», añadía otra mujer cercana María Lourdes. La incredulidad y el desconcierto son otros de los sentimientos que han quedados reflejados en estos mensajes, ya que muchas personas pedían información suceso, al no dar crédito a las noticias y rumores que les estaban llegando.

Denuncia previa

La Policía Judicial de la Guardia Civil se hizo cargo de la investigación y activó el protocolo judicial para proceder al levantamiento del cadáver y determinar las posibles causas de la muerte. Los primeros indicios sugieren que podría haber fallecido por estrangulamiento, aunque habrá que esperar a los resultados de la autopsia para confirmarlo.

La principal hipótesis de la investigación es que se trata de un caso de violencia de género, puesto que la mujer había denunciado a su pareja por malos tratos hace diez años, aunque las medidas de protección que se tomaron en su día ya habían concluido, según fuentes cercanas a la investigación.

De confirmarse, sería la primera víctima en la Región de Murcia este año y se incorporaría a las estadísticas oficiales, donde hay computadas 18 mujeres asesinadas hasta el pasado 6 de mayo.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades constató que la víctima no había acudido a la Red de Recursos de Ayuda a las Víctimas de Violencia de Género de la Comunidad, como los Centros de Atención Especializada para Mujeres Víctimas de Violencia (Cavi), Servicio de Prevención y Atención integral a víctimas de abusos y/o agresiones sexuales (Cavax) o Centro de Emergencias, puntualiza la Consejería.

El alcalde de Torre Pacheco, Antonio León, confirmó que tuvieron constancia de la muerte pasada la medianoche, cuando se encontraba en plena pegada de carteles por el inicio de la campaña electoral. «Era una noche festiva y nos cambió la cara», manifestó el primer edil, quien mostró la consternación por lo sucedido en nombre de toda la Corporación municipal. Además, el Consistorio convocó una concentración silenciosa que tendrá lugar este viernes por la tarde, a las 19.00 horas.