https://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/externo-torrepacheco-desktop.jpg

La Policía Local cierra una mezquita de Roldán por no cumplir la normativa

La mezquita de Roldán, precintada por la Policía Local de Torre Pacheco. /Vicente Vicéns / AGM
La mezquita de Roldán, precintada por la Policía Local de Torre Pacheco. / Vicente Vicéns / AGM

El Ayuntamiento está dispuesto a reabrir el centro religioso si los responsables lo reforman para que sea un lugar de acceso seguro

MIGUEL LAJARÍNTorre Pacheco

La Policía Local de Torre Pacheco ha clausurado la mezquita más antigua de Roldán, ubicada en el cruce de la calle Murillo con la avenida Norte. El alcalde, Antonio León, explicó ayer que la medida se ha tomado porque «es un centro de acceso público que no cumplía con las normativas básicas de seguridad estipuladas en la ley».

Entre los requisitos que incumplía la mezquita de Roldán, y que impiden que continúe abierta, destaca la ausencia de medidas de prevención de incendios y de salidas de emergencia. El alcalde confirmó que «el local tampoco cuenta con el aislamiento adecuado, ni cumple la normativa de accesibilidad». Ante esta situación, el Consistorio comunicó a los responsables del centro, mediante un requerimiento, la necesidad de reformar la mezquita. De lo contrario, sería clausurada en los plazos que establece la legislación, apuntó el regidor. Y así ocurrió.

El primer edil aseguró que la junta directiva del centro «ha tenido tiempo para reformar las instalaciones, pero no lo ha hecho. Tampoco ha respondido al requerimiento. Hemos tenido que clausurarla para proteger a los cientos de vecinos que acuden a rezar a lo largo del día».

Entre la población musulmana hay malestar por el cierre. «No nos han avisado de que se ha cerrado la mezquita ni nos han explicado los motivos. El viernes fui a rezar y me encontré la puerta cerrada y un cartel de la Policía Local que avisaba de que estaba clausurada. Solo sé que han tenido varios meses para solucionar el problema y parece que se han desentendido», expuso una vecina musulmana de Roldán.

Quejas por el ruido

Antonio León comentó a 'La Verdad' que si los dirigentes de la mezquita de Roldán solucionan los problemas urbanísticos que tiene el espacio, la Policía Local podrá reabrir el centro de rezo. «El Ayuntamiento cree en la libertad religiosa y en que los vecinos de Roldán puedan acudir a orar, pero en un lugar seguro. Si cumplieran los requisitos legales, como hacen el resto de mezquitas del municipio, no se habría cerrado», declaró León.

Algunos vecinos que viven cerca del lugar de culto ya mostraron sus quejas en numerosas ocasiones al Consistorio por los ruidos procedentes del centro religioso, por las noches, durante el Ramadán. La Policía Local, además, acudió en varias ocasiones para denunciar a los coches que aparcan en doble fila y que también estacionan en los vados de la citada calle. Así lo confirmó el presidente de la asociación de vecinos de Roldán, Antonio Martínez. «Ya hicimos un escrito al Consistorio mostrando nuestras quejas por estos hechos», dijo.

'La Verdad' intentó ponerse en contacto ayer en repetidas ocasiones con el imán de la mezquita, pero no atendió las llamadas.