https://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/externo-torrepacheco-desktop.jpg

Torre Pacheco recupera 1.000 empleos en los últimos tres años y reduce el paro a niveles de 2008

En este período ha sido el segundo municipio que más redujo su tasa, tras Beniel

S. S.

El empleo en Torre Pacheco se recupera. Con el estallido de la crisis en un municipio como este en el que buena parte de la población activa trabajaba en el sector de la construcción, el desempleo creció de forma abrupta y las oficinas del SEF registraron los índices de paro municipal más grandes desde que se elaboran estadísticas.

Ahora, con datos del SEF, el municipio ha recuperado más de 1.000 empleos en los últimos tres años, desde el 31 de diciembre de 2015 hasta el mismo día y mes de 2018. Con todo, el número de desempleados en las oficinas del servicio público de empleo de la Región es de 1.820. Los 1.000 puestos de trabajo generados suponen una reducción del 31% en estos tres años, once puntos por encima de la media regional, que ha sido del 20% (disminución del número de parados).

En términos relativos, en este período ha sido el segundo municipio que más redujo su tasa, tras Beniel, y el primero entre los diez municipios de mayor población. El ejercicio donde más ha decrecido el paro ha sido 2018, un 15% por ciento, superior también a la media regional en 10 puntos, lo que ha supuesto que 321 personas salgan de las listas del SEF.

Siempre según datos del SEF, los 1.820 parados suponen la cifra más baja desde noviembre de 2008, en los momentos previos al estallido de la burbuja inmobiliaria que provocó la destrucción de empleo y tejido empresarial en el municipio.

La bajada del paro se ha notado en todos los ámbitos económicos, y aunque el sector servicios es el que emplea a una mayor parte de la población, la agricultura se ha anotado el mayor incremento del empleo en estos tres años.

La explicación, según el edil de Hacienda, Carlos López, se debe a «la modernización y tecnificación del sector, así como la consolidación del sector agroindustrial, lo que a su vez ha permitido la reducción de la estacionalidad». Sin embargo, no todo es oro lo que reluce en el sector primario, ya que, reconoce el edil «se mantiene la alta temporalidad».

Con todo, concluye López, «la voluntad de los empresarios, la estabilidad política, la seguridad jurídica en el municipio y la mejora en la situación económica del ayuntamiento, han propiciados estas cifras», quien manifiesta, asimismo, la intención del gobierno local de «no aumentar la presión fiscal a empresas y, por tanto, mantener la congelación de impuestos que impusimos hace tres años, para favorecer este crecimiento económico y creación de empleo».

En la misma línea, el Alcalde, Antonio León, destacó que quieren seguir «captando inversiones que permitan generar más empleo y de la mayor calidad posible», así como «realizar inversiones propias, mejorando infraestructuras de servicios públicos, que hagan a nuestro municipio más atractivo para actividades comerciales, de servicios y turísticas.»

En términos relativos, en este período ha sido el segundo municipio que más redujo su tasa, tras Beniel, y el primero entre los diez de mayor población. En 2018 fue donde más decreció, un 15%, superior también a la media regional en 10 puntos, lo que ha supuesto que 321 personas salgan de las listas del SEF. La bajada se ha notado en todos los ámbitos económicos, y aunque el sector servicios es el que emplea a una mayor parte de la población, la agricultura se ha anotado el mayor incremento del empleo en estos tres años.