https://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/externo-torrepacheco-desktop.jpg

Florette invierte un millón de euros en un semillero de Torre Pacheco para investigar con nuevos cultivos

Dos trabajadores de Florette comprueban la cosecha en una de sus parcelas de producción. / LV
Dos trabajadores de Florette comprueban la cosecha en una de sus parcelas de producción. / LV

La instalación se dedicará a generar más materias primas vegetales para su desarrollo en el futuro, como es el caso de los microbrotes

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

La empresa Florette lleva varios años trabajando en la innovación de sus cultivos. Si hace dos años implantaba un innovador sistema de gestión integral de la mano de Hispatec -empresa de software líder en el sector agrícola- mediante el cual gran parte de la producción se podía controlar a través de una aplicación móvil, en el presente año ha comenzado un proyecto más ambicioso para lograr una mayor sostenibilidad en el cultivo de sus vegetales. Y ahí se inscribe su proyecto más ambicioso en su centro de producción de Torre Pacheco, con la creación de un semillero propio de 15.000 metros cuadrados.

El objetivo es el cultivo de plantas para sus cultivos tanto en sus parcelas en suelo pachequero, como en las provincias de Alicante y Albacete. Aunque la inversión en este recinto se dedicará, sobre todo, a la investigación de nuevas materias primas que, en el futuro, puedan formar parte de la dieta de los consumidores, como es por ejemplo el caso de los microbrotes.

Doce nuevos empleos

Para hacer realidad este proyecto, la compañía Florette Ibérica, principal productor y comercializador de nuestro país en la llamada categoría de IV gama (ensaladas y vegetales frescos, lavados, cortados y listos para consumir), ha destinado un millón de euros. Además, generará una docena de nuevos puestos de trabajo.

La mercantil de origen navarro ha invertido también para todos sus centros de producción, ubicados en varias comunidades, unos 400.000 euros en la implantación de sensores que, de forma automática, transmiten el estado del suelo: consumo de agua real de riego, consumo de fertilizantes naturales, entre otros, para así ahorrar y aprovechar adecuadamente los recursos.

De hecho, cultiva más de 60 variedades de productos, con una cosecha anual de 50.000 toneladas. Y presume de que todas sus lechugas y vegetales se cultivan respetando su crecimiento natural, desde un compromiso medioambiental.