https://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/externo-torrepacheco-desktop.jpg

El contrato para la limpieza viaria llega con cuatro años de retraso

El Ayuntamiento pagará casi 3,4 millones de euros anuales por el servicio, que también incluye la recogida de basuras y la renovación del parque de contenedores

S. SÁNCHEZ

Si no lo impide algún recurso 'sorpresa' de última hora, el Ayuntamiento de Torre Pacheco firmará este jueves el nuevo contrato del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos de su extenso término municipal. Lo hará después de cuatro años de tramitación de un expediente que, por motivos diversos, siempre acababa con recursos ante el Tribunal Central de Recursos Contractuales. Será la empresa STV-Gestión la que finalmente se hará con el contrato tras desestimar el tribunal el último recurso, presentado por FCC, la empresa que quedó en segunda posición en el procedimiento en agosto de 2018. FCC reclamaba la suspensión del expediente por presuntas irregularidades en el procedimiento, pero el tribunal desestima el recurso porque «ninguno de los motivos de impugnación puede prosperar porque no se aprecia irregularidad». En mayo de este año también fueron rechazados dos recursos del Partido Popular y de propietarios de varios resort, en aquella ocasión contra los pliegos de contratación.

El nuevo contrato con STV Gestión le costará a las arcas públicas un importe de 3.381.440 euros anuales, con una duración de cuatro años, prorrogable por dos ejercicios. El pliego supone la renovación total del parque de contenedores, el cambio del sistema de recogida a carga lateral y el aumento de las frecuencias de limpieza viaria en barrios y pedanías. «Todo esto será controlado por el ayuntamiento mediante sistemas GPS, medición de volúmenes en tiempo real e indicadores de calidad que permitirán tener un mayor seguimiento de incidencias», destacó el concejal de Hacienda, Carlos López.

Desde enero de 2015, el contrato del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria continuaba en manos de STV Gestión, con una prórroga del anterior contrato, expirado en diciembre de 2014. El anterior gobierno local del PP había iniciado un procedimiento para la contratación del servicio, pero fue anulado por el Tribunal Central de Recursos Contractuales. A principios de 2018, el actual Ejecutivo local (formado por Partido Independiente y PSOE) sacó a contratación el servicio y ahora parece que el procedimiento sí podrá concluir con la firma del contrato.