https://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/externo-torrepacheco-desktop.jpg

Condenan al Ayuntamiento a pagar las pérdidas de la guardería de Balsicas

Una madre recoge a una pequeña en la escuela infantil de Balsicas. /A.S.
Una madre recoge a una pequeña en la escuela infantil de Balsicas. / A.S.

El alcalde culpa al PP de «dejar morir» la escuela infantil y estudia recurrir la sentencia del Juzgado de Cartagena

A.SALASTORRE PACHECO

Las pérdidas por el déficit de funcionamiento del primer curso de la escuela infantil de Balsicas -en los años 2014 y 2015- los tendrá que pagar el Ayuntamiento. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Cartagena ha condenado a la administración local a pagar 6.778,22 euros a la empresa Grupo Cativos por «los gastos en los que indebidamente incurrió la misma como consecuencia de actuaciones realizadas por el Ayuntamiento en la ejecución del contrato firmado el 21 de septiembre de 2012», según señala la sentencia.

Han sido casi 3 años de litigios, en los que tanto la empresa dedicada a la gestión de escuelas infantiles como el propio ayuntamiento se han disputado la legitimidad de los importes pendientes en la gestión de las escuelas infantiles municipales de Torre Pacheco entre los años 2012 y 2016. La mercantil ha venido reclamando al Consistorio que reconociera «el agravio económico causado a la concesionaria por la apertura de la escuela infantil municipal de Balsicas durante el curso 2014/2015, sin cubrir el ratio mínimo de alumnado establecido en la normativa e inclumpliendo de forma unilateral el contrato de explotación», según alega la empresa.

Por su parte, el alcalde Antonio León, atribuye al PP, que en esos años ocupaba el Gobierno municipal, «la responsabilidad de dejar morir la escuela infantil de Balsicas». «No fomentó la matriculación de alumnos, de modo que tuvo que cerrarla en el curso 2015-2016, pero nosotros hemos demostrado que con una correcta gestión es un servicio que atiende las necesidades de las familias de Balsicas con todas las garantías», explica el regidor. Asegura que «hicimos una campaña de promoción adecuada y al siguiente curso, el de 2016-2017 volvió a abrir con más alumnos y funciona a la perfección». El Ayuntamiento estudia con sus asesores jurídicos si presentará o no un recurso a la sentencia que favorece a Cativos.