Música, juegos y monas en el Lunes de Pascua en el Pasico

Los jóvenes participaron en la fiesta de Lunes de Mona al pie del molino y la ermita del Pasico. /Ayto
Los jóvenes participaron en la fiesta de Lunes de Mona al pie del molino y la ermita del Pasico. / Ayto

Una exposición muestra el origen de la devoción a la Virgen, el significado de su imagen y la historia de la ermita

A.SALASTORRE PACHECO

La tranquila ermita del Pasico rompió su silencio con voces de niños, risas de mayores y música de banda para celebrar el tradicional Lunes de Mona. En el paraje del Pasico se reunieron ayer, lunes, cientos de vecinos para poner en marcha el molino de viento, uno de los rehabilitados en la red molinera de Torre Pacheco. Tras la misa, los músicos de la Banda de Nuestra Señora del Pasico pusieron la banda sonora a una jornada de juegos junto a los pinos, baile y sabor a monas con chocolate. Incluso los pequeños aprendieron a amasar las monas en el taller repostero que se organizó al aire libre.

Los vecinos inauguraron la exposición 'Devoción y memoria. Nuestra Señora del Pasico de Torre Pacheco', que en grandes paneles explica la historia de la piedra de alabastro iluminada que, según la leyenda, encontró un minero que venía de La Unión, quien la entregó al sacerdote de Torre Pacheco en 1811. Según cuenta el historiador local José Miguel Rodríguez, cuando el sacerdote fue a buscar la piedra para llevarla junto al minero al lugar donde la había encontrado, ya no estaba donde la guardó. Ambos se acercaron al campo, donde el minero señaló el hallazgo, y vieron los destellos de la piedra bajo el árbol.

El Obispado dio permiso para levantar una ermita en el lugar del encuentro, hasta donde se estableció un via crucis desde Torre Pacheco durante la Cuaresma, por lo que se le terminó dando el nombre de 'pasico' por los pasos de las 14 estaciones de la Vía Dolorosa. La ermita sufrió un saqueo en tiempo de guerra, aunque la Virgen se salvó. En 1940 se instaló una gran cruz en la puerta de la ermita, que estuvo custodiada durante más de 50 años por Dolores Sánchez, 'Lola la del Pasico', una persona querida en el municipio.

La piedra que representa la imagen mariana se revistió después de un marco de plata con un firmamento de estrellas. Vecinos de toda la Región llegan de forma esporádica a pedirle ayuda a la Virgen, en cuyo santuario dejan claveles rojos, como es tradición.

 

Fotos

Vídeos