El Cabezo Gordo fue testigo de la romería de los vecinos de Dolores

Cantos en la falda del Cabezo Gordo en una jornada festiva. /Aytto
Cantos en la falda del Cabezo Gordo en una jornada festiva. / Aytto

La rondalla y la peña caballista acompañó a San Antonio hasta la Sima de las Palomas

A.S.TORRE PACHECO

El influjo ancestral del Cabezo Gordo volvió a hacer única y especial la romería de San Antonio. Numerosos vecinos participaron en el recorrido desde la localidad agrícola hasta la Sima de las Palomas, que ya fue hogar de los neandertales hace miles de años.

Desde la explanada del centro cívico de Dolores de Pacheco partió la romería rociera con destino a la vieja montaña, que fue testigo de la devoción y la alegría de los vecinos igual que lo ha sido a lo largo de la historia. El santo no regresó hasta las 10 de la mañana del domingo, cuando congregó a numerosos fieles en la entrada de la iglesia en un emocionado recibimiento.

Los cientos de romeros a pie, a caballo y en carruajes celebraron un acto religioso en honor a San Antonio, con la actuación de la Rondalla Nuestra Señora de los Dolores, como inicio de una jornada de convivencia con ambiente rociero, con la participación de grupos de romeros y peñas caballistas. Como novedad, la actuación de un pitero que acompañó con su música y sorprendió a los romeros, así como la actuación del grupo Desflamenkados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos