http://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/torrepacheco-desktop.jpg

Condenan a 5 años de inhabilitación al exalcalde de Torre Pacheco García Madrid

El exalcalde de Torre Pacheco, Daniel García Madrid, cuando acudía al juicio en octubre de 2017, en Cartagena./D. G.
El exalcalde de Torre Pacheco, Daniel García Madrid, cuando acudía al juicio en octubre de 2017, en Cartagena. / D. G.

La sentencia del Penal 2 de Cartagena declara probado que autorizó la permuta de una parcela urbana por cuatro rústicas sin acreditar «razones de interés público»

LA VERDADMurcia

El juzgado de lo Penal 2 de Cartagena condenó este lunes a Daniel García Madrid, exalcalde de Torre Pacheco, a cinco años de inhabilitación especial para cargo o empleo público por un delito de prevaricación administrativa, en la modalidad de «muy cualificada».

La sentencia declara probado que el acusado, en su condición de alcalde, autorizó en 2007 la permuta de un solar urbano municipal por cuatro parcelas en suelo rústico propiedad de Mar Menor Golf Resort “sin la existencia de un expediente administrativo previo, informe o dictamen de ningún tipo con unas mínimas consideraciones de tipo técnico, económico o jurídico que amparasen o acreditasen su necesidad concreta por razones de interés público, ni tampoco la razón por la cual se acude a la permuta como medio excepcional de enajenación de bienes de titularidad municipal”.

Además, en su parte dispositiva, declara nulidad absoluta de la escritura de permuta de fecha 23 de mayo de 2007.

En la misma resolución se absuelve al acusado Ramón Ángel Cabrera Sánchez, en el momento de los hechos enjuiciados arquitecto municipal del Ayuntamiento de Torre Pacheco, de los delitos de prevaricación y fraude.

“No ha quedado acreditado en este punto la existencia de connivencia entre ambos acusados al objeto de lograr la permuta, ni tampoco que la misma se efectuase en perjuicio de los intereses del ayuntamiento de Torre Pacheco”, explica la resolución.

En la determinación de la pena impuesta se ha tenido en cuenta la concurrencia de la atenuante de dilaciones indebidas.

La resolución no es firme y contra ella cabe recurso de apelación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos