http://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/torrepacheco-desktop.jpg

El juez archiva la causa por prevaricación contra la exalcaldesa Josefina Marín

Josefina Marín.
Josefina Marín. / P. Sánchez / AGM

El fallo dice que «no se ha justificado» que exista un delito en la designación de la interventora municipal por parte de la exregidora popular

S. SÁNCHEZTorre Pacheco

Punto final al conocido como 'caso del dedo mágico', que denunció un funcionario del Ayuntamiento de Torre Pacheco -que se sintió perjudicado- en febrero de 2015, por un presunto delito de prevaricación de la entonces alcaldesa del PP, Josefina Marín, a raíz del procedimiento para la designación de la interventora provisional. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de San Javier emitió ayer un auto en el que, a modo de conclusión, afirma que «no puede considerarse que el decreto de 18 de febrero de 2015 constituya una resolución contraria a derecho, arbitraria e injusta».

La resolución subraya que «de todo cuanto se ha actuado, se desprende que no ha podido resultar debidamente justificada la perpetración por parte de Doña Josefa Marín Otón del delito de prevaricación que se le venía imputando».

«Conforme a derecho»

Exige a PSOE e independientes que pidan perdón, y anuncia acciones legales contra quien la denunció

En principio, fuentes próximas al denunciante, D.J.O.P., calificaron de «improbable» que se recurra esta resolución judicial. Además de la vía penal, el funcionario había recurrido por lo contencioso-administrativo hasta llegar al Tribunal Superior de Justicia de Murcia, que en octubre de 2016, mediante sentencia firme, avaló el procedimiento «conforme a derecho» de la exregidora y los funcionarios municipales.

La declaración como imputada de Fina Marín fue en octubre de 2015, por, según el denunciante, «nombrar sin el procedimiento legal establecido a la interventora provisional». Desde entonces, de acuerdo con el alegato que defendió ante el juez, ha venido insistiendo en que es «falso que se procediera a contratar a nadie a dedo, como tampoco que el nombramiento de la interventora se efectuara sin seguir ningún procedimiento concreto».

A partir de aquí, está dispuesta a emprender acciones legales, a la vez que exige la petición de perdón. De hecho, tras conocer el archivo de las diligencias penales, Marín aseguró a 'La Verdad' tener una «sensación agridulce». Según la exalcaldesa, «es una noticia satisfactoria, pero que no puede esconder el tremendo daño que me han hecho a mí, pero sobre todo a mi familia, en especial a mis padres, a los que siempre he tratado de tranquilizar para no verlos sufrir».

Sobre el funcionario denunciante, anunció que iniciará acciones legales «para que asuma su responsabilidad por una denuncia dañina que nunca debió presentarse». Recordó que aunque por la vía contencioso-administrativa «han ido rechazando sus recursos, él ha porfiado por lo penal para poder alargar el daño».

En su opinión, la presentación de la denuncia por parte del funcionario en cuestión estuvo inducida por el presidente del Partido Independiente, Diego Alfonso García Cobacho, «que son compañeros de despacho profesional».

«Excusa» para la moción

A raíz de su imputación, afirmó Marín Otón, «tuvieron la excusa perfecta para que, en noviembre de 2015, Independientes y PSOE presentaran una moción de censura contra mi persona y hacerme salir de la alcaldía injustamente, puesto que el PP fue el partido vencedor de las elecciones». Por ello, pidió al alcalde, Antonio León, y a los concejales Independientes y del PSOE «que pidan perdón, ya no solo por mí, sino por los vecinos que han visto la injusticia que han cometido».

Fotos

Vídeos