http://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/torrepacheco-desktop.jpg

Dos guardias civiles rescatan a una perra que cayó en una balsa de riego en Roldán

S. SÁNCHEZ

David B. y Mariano S., dos agentes de la Guardia Civil del cuartel de Torre Pacheco, pusieron su integridad física en riesgo el pasado martes para salvar a una perra de una muerte casi segura. El animal había caído a una balsa de riego en pleno campo de Roldán y, gracias a la valentía y la pericia de los agentes, logró salir con vida.

Los hechos ocurrieron cuando ambos guardias recibieron el aviso de dos mujeres que paseaban tranquilamente por la zona y se percataron de que había una perra que se encontraba exhausta en la balsa, intentando salir de ella. Apenas podía sujetarse con sus patas traseras a unos matorrales para aguantar. David y Mariano no lo dudaron y se dirigieron hasta la zona donde se encuentra el citado embalse. Los guardias creen que el animal descendió para beber agua y después no consiguió subir a la superficie, algo lógico si se tiene en cuenta la pronunciada inclinación del talud de la balsa y lo resbaladiza que es su superficie.

Cuando David y Mariano vieron la imagen, pensaron en que la mejor solución era hacer, con evidente riesgo, «una especie de descenso de montaña con la ayuda improvisada de una cuerda, que resultó ser una cinta de cordón policial con varias vueltas a modo de refuerzo», explicaron fuentes consultadas. Con mucha valentía y calma, uno de ellos consiguió descender -agarrado al cordón policial- y rescatar a la perra, que en esos momentos estaba agotada y asustada.

Una vez que ambos agentes lograron ponerla a salvo y, después de unos breves cuidados, la perra, que estaba preñada, emprendió de nuevo su camino hacia una finca cercana de donde, al parecer, había salido. Y David y Mariano, sin tiempo para más, se dirigieron a su siguiente aviso: un robo en una casa cercana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos