http://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/torrepacheco-desktop.jpg

Desarticulan una red que estafó cerca de 20.000 euros a una empresa de Torre Pacheco

Mercancía recuperada durante la operación. / Guardia Civil

La Guardia Civil detiene a cuatro personas, e investiga a otras cuatro, por once fraudes usando el timo del nazareno en distintos puntos de España

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil de Cuenca detuvo a cuatro personas e investigado a otras cuatro en el marco de la operación 'Escopa', donde se desarticuló una red de estafadores expertos en el timo del nazareno. Hasta la fecha se pudo constatar la comisión de once delitos de estafa por diferentes puntos de España, cuyo valor asciende a 150.000 euros. En la Región de Murcia se esclareció la estafa de cerca de 20.000 euros a una empresa del sector agrícola ubicada en el municipio de Torre Pacheco.

La investigación se inició en octubre del año pasado, cuando una empresa de Las Pedroñeras (Cuenca) denunció que realizó una transacción de ajos y que el comprador desapareció sin haber pagado la mercancía.

A raíz de estos hechos la Guardia Civil abrió la operación 'Escopa', donde, en el transcurso de las investigaciones, se detectaron más estafas de este tipo, en Andalucía, Levante y la propia Mancha.

El timo del nazareno

Un hombre que se identificaba como comercial de una empresa de hostelería (según el hecho, utilizaba diferentes empresas, filiaciones y medios de contacto) comunicaba con empresas dedicadas a la comercialización de frutas y hortalizas acordando la compra de partidas de productos. Los vendedores verificaban que las empresas a las que, supuestamente estaban realizando las ventas eran solventes, por lo que autorizaban el envío de sus mercancías.

Transcurrido el tiempo y al comprobar que no cobraban la transacción intentaban ponerse en contacto con el comprador, siendo esta tarea imposible, ya que no respondía en los teléfonos de contacto. Al comunicar con la supuesta empresa compradora, les manifestaban que desconocían quien era la persona que había realizado el contrato.

Una vez que las mercancías eran trasladadas desde el lugar de origen hasta unas naves situadas en Madrid, los delincuentes se hacían cargo de los distintos productos que eran trasladados de inmediato a comercios minoristas de la provincia madrileña, donde eran puestos a la venta al público.

Investigación y detención

Los agentes siguieron como principal indicio, la trazabilidad de las mercancías, donde descubrieron que todos los comercios donde los productos eran puestos a la venta minorista se encontraban en Madrid. Posteriormente la investigación se centró en un individuo de mediana edad domiciliado en Villanueva del Pardillo (Madrid) y que respondía a las características expuestas por los denunciantes. Durante la vigilancia sobre esta persona se comprobó que estaba casado, y que junto a su mujer y sus dos hijos formaban una organización dedicada a este tipo de estafas.

Una vez determinada la implicación de todo el clan familiar en los hechos investigados, al ir a proceder a la detención del cabecilla de la organización, un varón de 59 años de edad y antecedentes policiales, en el momento que iba a ser identificado, huyó en un vehículo a gran velocidad, intentando atropellar a un Guardia Civil.

El fugado estuvo en paradero desconocido durante diez días, hasta que tras diversos dispositivos de vigilancia pudo ser nuevamente localizado y finalmente detenido. Por su parte también fueron detenidos su mujer de 61 años de edad y los dos hijos, de 39 y 32 años respectivamente.

La investigación se saldó hasta el momento con el esclarecimiento de once delitos de estafa cometidos en las provincias de Cuenca, Ciudad Real, Sevilla, Murcia, Valencia y Alicante. Al cabecilla de la trama se le atribuyen además 9 delitos de usurpación de estado civil, 1 delito de falsificación documental, 1 delito de atentado a agente de la autoridad, otro de extorsión y usurpación de funciones.

En la operación también se investigó a cuatro personas de entre 30 y 56 años de edad como supuestos autores de un delito de receptación, al tratarse de los titulares de las tiendas donde se vendían productos al público. Las diligencias junto a los detenidos e investigados fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción núm.ero dos de San Clemente (Cuenca), quien decretó el ingreso en prisión del principal encausado.

Fotos

Vídeos