http://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/torrepacheco-desktop.jpg

El Consistorio salda con 6 millones facturas impagadas desde 2011

El nuevo interventor rechaza el abono de 328.000 euros que «no están justificados»

S. SÁNCHEZ

La deuda con proveedores y contratistas está a «cero técnico» a fecha 30 de septiembre de 2017. Así lo afirma el concejal de Hacienda, Carlos López, después de que el gobierno local, compuesto por el Partido Independiente y el PSOE, hayan puesto sobre la mesa 6 millones de euros y un plan de regularización y reducción del periodo medio de pago a contratistas y proveedores, para arreglar lo que el edil define como «una situación desastrosa».

López resalta, también, el «trabajo de los funcionarios», entre los que ha destacado el nuevo interventor, Fernando Urruticoechea, que se incorporó en mayo y bajo cuya supervisión ha salido adelante la aprobación de cuatro reconocimientos extrajudiciales de crédito por 2.037.000 euros. Las facturas impagadas se acumulaban desde 2011, pero no todas han pasado la criba de los funcionarios, ya que Urruticoechea ha determinado que no deben abonarse 87, por valor de 328.000 euros. «No estaban justificadas, y por lo tanto, ni se reconocen ni se van a abonar», sentencia el titular de Hacienda.

Las facturas extrajudiciales ya están en trámite de pago y corresponden a gastos acometidos durante ejercicios anteriores que no habían tenido inicialmente reflejo en la contabilidad municipal. En la práctica, se trata «de facturas en los cajones».

Entre ellas, hay gastos de festejos y eventos por más de 250.000 euros, correspondientes a los años 2012 a 2015; facturas del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos (350.000 euros); y los gastos de emergencia acometidos como consecuencia de las inundaciones de diciembre de 2016 (342.000 euros). En lo que concierne a las facturas rechazas, 45.000 euros corresponden a la concesionaria del parking municipal, cuyo contrato fue resuelto en febrero de 2017, y que ahora gestiona el Consistorio; 95.000 euros por el servicio de grúa y 40.000 de la empresa concesionaria del servicio de basura. Tampoco se abonarán 30.000 euros de las fiestas, según el edil, «porque se han declarado prescritas, corresponden a eventos de 2011 y fueron registradas en 2015».

Otras facturas que también llaman la atención del gobierno local, destaca Carlos López, «son las de 600 euros en comidas en restaurantes gastados por la anterior Corporación (PP), ya que a pesar de haber requerido la alcaldía a los anteriores ediles que acreditaran el fin y las personas que participaron, los concejales del PP no han podido determinar quién encargó o quién participó en los ágapes».

Reducción de deuda

Tras desembolsar 6 millones, el Consistorio debe a contratistas y proveedores 552.380 euros, cuyas facturas se irán abonando en un periodo de un mes. No obstante, el edil avanza que ese periodo de pago «subirá al cierre de este trimestre, debido a que se han afrontado pagos que han acumulado muchos días en registro de facturas, especialmente los de ejercicios anteriores».

En la actualidad, la deuda financiera del Ayuntamiento suma 17,5 millones. «Se ha reducido en 14,5 millones en dos años». Para el final del presente ejercicio, Hacienda prepara una nueva reducción anticipada de deuda de más de cuatro millones. Una de las claves para ir recortando ha sido la mejora en la recaudación de impuestos.

Fotos

Vídeos