http://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/torrepacheco-desktop.jpg

Condenan al Ayuntamiento de Torre Pacheco a devolver 3 millones a Polaris por un convenio sin desarrollar

Interior de la biblioteca de Torre Pacheco, con su patio al fondo, que pagó Polaris dentro del convenio objeto del litigio judicial./A. Gil / AGM
Interior de la biblioteca de Torre Pacheco, con su patio al fondo, que pagó Polaris dentro del convenio objeto del litigio judicial. / A. Gil / AGM

El equipo de gobierno recurrirá el fallo porque la promotora no cumplió hace doce años «los requerimientos para la actuación urbanística» en el paraje Tres Molinos

S. SÁNCHEZTORRE PACHECO

Cuando parecía que tomaban oxígeno las arcas del Ayuntamiento de Torre Pacheco, una condena judicial podría de nuevo trastocar el frágil equilibrio de su hacienda municipal. En concreto, el Consistorio deberá abonar 3.084.769 euros a Polaris World, más el interés legal del dinero y las costas procesales, por orden del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Cartagena. No obstante, la devolución, probablemente, no sea inmediata, porque la sentencia será recurrida, anunció el concejal de Hacienda, Carlos López.

En concreto, el juzgado falla a favor de Polaris World Real Estate (una de las pocas mercantiles que conserva el grupo inmobiliario desde su declaración judicial de insolvencia a finales de 2009), en su demanda de resolver el convenio urbanístico firmado en noviembre de 2005 con el Ayuntamiento. Este acuerdo contemplaba la recalificación de 1.845.000 metros cuadrados de suelo rústico a urbano, para uso residencial y turístico en el paraje Tres Molinos, de la pedanía de Roldán. Como contraprestación, Mar Menor Capital (absorbida posteriormente por Polaris World Real Estate) abonó un millón de euros en metálico y, posteriormente, sufragó las obras de construcción de la biblioteca municipal, por un importe de 2.084.769 euros.

Según la sentencia, «la demandada parece que no ha cumplido con impulsar y agilizar cuantas gestiones y trámites sean necesarios para la aprobación de la Modificación Puntual de las Normas Subsidiarias número 87». Además, afirma que «ante los impedimentos técnicos manifestados por la Comunidad Autónoma no ha encontrado la demandada una solución técnica alternativa que satisfaga las expectativas convenidas con la recurrente en 2005».

En su exposición, el juez señala que «doce años es un tiempo más que relevante para entender (sin perjuicio de no existir un plazo determinado en el propio convenio) que la demandada ha incumplido, de forma propia y esencial, con su obligación de impulsar y agilizar las gestiones y trámites necesarios que colmara las expectativas legítimamente esperadas por las recurrente». De ahí que condene al Ayuntamiento a la «devolución de las cantidades abonadas como consecuencia del mismo y de los intereses que correspondan».

En su demanda por la vía contencioso-administrativa, formalizada en abril del presente año, Polaris alegó siete motivos para pedir la resolución del convenio. En uno de ellos acusaba al Consistorio de «enriquecimiento injusto» y, en otro, le reprochaba «manifiesta inacción» para modificar el planeamiento urbanístico conforme a lo estipulado en el convenio. Además, expuso que antes de acudir a la Justicia, recabó al Ayuntamiento -en enero de 2016 (ya en el gobierno local Partido Independiente y PSOE)- «un pronunciamiento sobre la situación del convenio», sin que hubiera obtenido respuesta alguna.

Por su parte, desde el Ejecutivo local recordaron que «nunca» vieron con agrado los términos de este convenio urbanístico suscrito en su día por el PP. En cualquier caso, el edil de Hacienda, Carlos López, aseguró que la resolución del convenio no es imputable a la Administración local, «puesto que Polaris no ha cumplido los requerimientos que se le han hecho desde el Consistorio para modificar numerosas incidencias detectadas en los informes». Por eso, reiteró que recurrirán la sentencia «para defender los intereses municipales y de todos sus vecinos».

Más

Fotos

Vídeos