http://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/torrepacheco-desktop.jpg

El Ayuntamiento pospone a marzo la subasta de siete naves de Polaris World

Una de las naves pendientes de subasta./Ayto
Una de las naves pendientes de subasta. / Ayto

En febrero se celebrará otra puja de propiedades de una mercantil cuyo titular es el empresario Facundo Armero

S. SÁNCHEZ y ALEXIA SALASTORRE PACHECO

No pocas propiedades tendría que vender el Ayuntamiento de Torre Pacheco para resarcirse del agujero que le dejó el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. En los dominios territoriales del 'holding' empresarial Polaris World, que fue la estrella refulgente del despegue inmobiliario y posterior símbolo de la quiebra que hizo añicos el sector, los flecos sueltos de la crisis impactaron contra la administración local en forma de tasas e impuestos impagados. Para resarcirse, el Gobierno local tenía previsto subastar el pasado viernes siete naves para saldar una deuda del grupo Polaris, pero la cita se ha aplazado al 2 de marzo, a partir de las 9.30 horas, en la sede del Ayuntamiento.

El motivo del aplazamiento es un cambio en la situación jurídica de los citados bienes inmuebles. En concreto, la supresión de un punto de las bases que rigen la subasta que indicaba que las naves están gravadas por el «derecho de arrendamiento a favor de la empresa Talasur». Esta figura que se conoce popularmente como derecho preferente de adquisición.

El edil de Hacienda y Patrimonio, Carlos López, explica que «Polaris nos ha comunicado que ha finalizado el contrato de alquiler con esa empresa, que además ha renunciado al derecho de adquisición preferente de las naves». El objetivo de la puja es satisfacer los 1.536.858 euros de deuda que esta sociedad mantiene con el Consistorio por el impago del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), correspondiente a varios proyectos urbanísticos de 2009. El precio de salida de los tres lotes en que se ha conformado la subasta es de 1.100.000 euros.

Para pujar, se admitirán ofertas en sobre cerrado hasta una hora antes del comienzo de la subasta, sin perjuicio de que, posteriormente, se pueda participar personalmente en la licitación con importes superiores. Además, en la nueva convocatoria se han rectificado errores detectados en las fichas técnicas descriptivas de cada bien inmueble. Las modificaciones se pueden consultar en la web municipal. El Consistorio espera recaudar con la puja, casi 1,2 millones de euros por las parcelas, según las tasaciones realizadas por la firma Tinsa, una de las parcelas está valorada en 186.375 euros, otra en 178.125 euros y el resto en 166.400 euros.

Con la venta, el Ayuntamiento espera cubrir parte del pasivo que el antiguo 'holding' inmobiliario tiene con la Administración local, aunque se encuentre aún lejos de liquidar el importe total de las deudas que todavía tiene pendiente con el Ayuntamiento. Los responsables locales eluden concretar la cuantía de la deuda por la protección legal que ampara a la mercantil. «Hubiésemos podido recuperar más del dinero de todos los vecinos, pero en este Ayuntamiento ha habido dejación de funciones y nos ha impedido ejercer los derechos municipales, pues han pasado otros acreedores por delante», denuncia el concejal.

El orden de prioridad en el cobro, así como una supuesta demora en la reclamación legal, han sido determinantes en el caso de la liquidación de los activos de Polaris, sobre todo cuando la autoridad judicial estimó un patrimonio insuficiente para hacer frente a una deuda de unos 350 millones de euros. López cree que la subasta de las siete naves servirá de revulsivo para las arcas municipales y que la venta será un mero trámite, ya que varios interesados han solicitado información sobre los inmuebles. «Se encuentran bien comunicados, en el polígono industrial de Balsicas, al pie de la autovía del Mar Menor y en un punto medio entre los dos aeropuertos, el actual de San Javier y el futuro de Corvera».

Para recuperar parte de la deuda que dejó la crisis inmobiliaria en las cuentas públicas, el Ayuntamiento iniciará este año una serie de subastas de bienes inmuebles que fueron de las empresas deudoras y que les sirvieron de aval de cara a sus pasivos con el Consistorio. Estas operaciones son más que necesarias, puesto que hay que tener en cuenta que en la liquidación económica de 2016, según reconoce el concejal de Hacienda y Patrimonio, Carlos López, «hay un saldo de dudoso cobro de más de 24 millones de euros».

A pesar de que la Administración local ha cobrado en los últimos años contribuciones pendientes de viviendas vacías de las que absorbieron los grupos bancarios y la Sareb, aún le quedan agujeros que han dificultado en los últimos años la prestación de los servicios públicos y la financiación de infraestructuras. En febrero, está prevista la subasta de propiedades de una de las empresas filiales de Construcciones Torre Pacheco, la mercantil de Facundo Armero. El promotor continuó con la constructora en 2006, cuando se separó de Pedro García Meroño, a quien vendió el 48% de su participación en Polaris World por unos 300 millones de euros.

Este grupo empresarial sigue siendo uno de los que abandera los efectos que tuvo la burbuja inmobiliaria para la economía de la Región, puesto que levantó siete 'resorts', principalmente en el entorno costero de la laguna: Mar Menor Golf Resort, La Torre Golf Resort, El Valle Golf Resort, Hacienda Riquelme, Condado de Alhama, La Loma Golf Resort y Las Terrazas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos