http://static.laverdad.es/torrepacheco/menu/img/torrepacheco-desktop.jpg

Los alumnos de cocina prepararán 41 menús diarios para los vecinos más necesitados

Dos alumnos del programa de pastelería preparan turrón de chocolate. /A.Salas
Dos alumnos del programa de pastelería preparan turrón de chocolate. / A.Salas

El programa Alimenta2 forma a 23 jóvenes en cocina y pastelería para insertarse en el mundo laboral

A. SALASTORRE PACHECO

Las clases de hojaldre para el pastel de carne murciano son el 'hueso' del programa mixto de empleo y formación que forma a 23 jóvenes en Torre Pacheco como futuros cocineros y confiteros. Darle la ligereza crujiente, la geometría envolvente y el punto dorado es como aprobar la física cuántica o superar el exámen oral de inglés. "Tienen que aprender a hacer los productos murcianos porque es lo que les van a pedir que hagan en las confiterías cuando encuentren empleo", explica el maestro repostero J. Antonio Cano, quien confía en que los jóvenes encuentrarán pronto empleo "porque ya nos llaman confiterías de Murcia para preguntarnos".

La pastelería es solo una parte de este proyecto del programa de Garantía Juvenil, promovido por el Servicio de Empleo y Formación (Sef) de la Comunidad Autónoma con fondos europeos, y coordinado por el Ayuntamiento de Torre Pacheco. Es la segunda edición del proyecto, llamado 'Alimenta2', ya que en el curso pasado otros 18 jóvenes obtuvieron el certificado profesional que les capacita para trabajar como cocineros y pasteleros.

Ya han superado los tres meses de formación teórica y a partir de ahora comenzarán la práctica, en la que han sido contratados para elaborar los 41 menús diarios del comedor social de Cáritas para los vecinos más necesitados. "No solo aprenden, sino que comparten", señaló la concejal de Educación, Juventud y Empleo, Inmaculada López. La edil anunció que los alumnos prepararán también los productos que se sirvan en los 'catering' que sirve el Ayuntamiento en eventos puntuales.

Para el director de Cáritas en Torre Pacheco, José García, "los jóvenes se forman y también aprenden a tener en cuenta a los más necesitados". Además de los menús del comedor social, "los alumnos prepararán las meriendas de los niños que Cáritas tiene acogidos, porque estamos en un momento en que somos esenciales ya que la necesidad se está agudizando y tenemos que estar presentes, ayudando a quienes no ven la salida", explicó el representante de la organización católica. García recordó que Cáritas tiene ya funcionando desde hace un año un economato que sirve a mñas de 187 familias, además del proyecto Recupera, que higieniza y etiqueta las prendas de segunda mano para que las familias con escasos recursos puedan tener acceso a la ropa necesaria a través de una red de tiendas "de una manera digna".

"Es un esfuerzo por parte de todas las administraciones porque el beneficio tanto social como personal es grande", destacó el alcalde, Antonio León, en la demostración que han realizado los alumnos hoy, miércoles, con un desayuno elaborado en las cocinas de los salones de celebraciones Aquario de Torre Pacheco, que cede las instalaciones para la formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos